La plata pura necesita llevar siempre una aleación con otros metales ya que es un metal precioso muy ligero y frágil, por lo que la forma de darle dureza es la aleación con otros metales. La plata utilizada en las joyas de El Trébol de 4 es plata 925, es decir, una proporción de 92,5% de plata pura y 7,5% de cobre.

El inconveniente es que necesita de un mayor mantenimiento. La plata se ensucia más rápido si entra en contacto con agentes como perfume, sal, cremas, etc. y también se ensucia más o menos dependiendo del pH natural de la piel. Es importante aclarar que el hecho de que se oscurezca o ensucie no depende en absoluto de la producción de la pieza.

Nunca expongas las joyas de plata y/o oro a productos químicos, ni siquiera a los destinados a la limpieza de otras joyas. Los agentes de limpieza pueden alterar el color de las joyas y dañar las partes orgánicas (como cuero, madera o perlas). Ten en cuenta que tampoco recomendamos la utilización de bicarbonato de sodio, ya que esto también puede decolorar la plata y también eliminar la oxidación de las piezas en plata oxidada.

Conviene, mientras no usas tu joya, guardarla a oscuras y herméticamente, por ejemplo en una bolsita de plástico cerrada y metida a su vez dentro de la cajita.

Mantenimiento:

Plata mate:
Bicarbonato con agua y un cepillo de dientes suave.
Goma de borrar.

Plata brillante:
Limpieza básica: agua y jabón neutro.
Limpieza superficial: gamuza suave. Se pueden adquirir paños de pulido de plata.

Plata oxidada/envejecida:
Superficie coloreada químicamente.

Evita que la pieza se raye, ya que la pátina solo está adherida a la pieza por la parte más superficial.
Se debe limpiar con agua tibia, un poco de jabón neutro y sin frotar fuerte con un paño de algodón 100%.

Con el tiempo y el uso, sobre todo en piezas con mayor roce, la pátina puede desaparecer, puedes hacérmelas llegar para patinarlas de nuevo.

Esmalte al fuego:
Evita los golpes y los cambios bruscos de temperatura.
Se debe limpiar con agua, jabón neutro y un paño de algodón 100 %.

Plata con baño de oro:
Superficie bañada en oro.
Evita que la pieza se raye, ya que el baño solo está adherido a la pieza por la parte exterior.
Se debe limpiar con agua tibia, un poco de jabón neutro y un paño de algodón 100 %.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Buscar