Anillo Acrostico

¿Conoces el término joyería acróstica?

Los acrósticos son composiciones poéticas elaboradas a partir de las letras o sílabas iniciales  de un grupo de  palabras  o  versos de  cada  línea, las  cuales  al  leerse  en sentido vertical forman una palabra reforzando el significado del mensaje.

Cultivados  antiguamente  por  varias  civilizaciones  aún hoy  siguen  de actualidad, probablemente todos hemos escrito algún acróstico alguna vez en nuestra vida.

Pero  los  acrósticos  no se  utilizaban sólo en poesía, también  fueron  utilizados  en joyería con  piezas con  incrustaciones  preciosas. A  diferencia  de  otras joyas, en la orfebrería  bautizada   como “acróstica”  las  piedras preciosas  no  eran  meramente decorativas sino que portaban mensaje.

Se dice que fueron creadas por el orfebre francés Jean-Baptiste Mellerio a principios del siglo XVIII, quien  trabajó,  entre  otras,  para  la  reina María  Antonieta, y desde entonces este tipo de  joyas arrasaron en Francia a lo largo de ese ,  especialmente, la joyería victoriana se  caracterizó  por  ser  muy sentimental y proponía un sofisticado lenguaje amoroso.

Por ejemplo, si un hombre quería declararle su amor a una mujer inglesa le regalaba un anillo que contenía  piedras  preciosas  dispuestas en un cierto orden, donde cada piedra representaba  la  letra inicial de su propio nombre, en la lengua de quién iba a recibir la joya.

Si   deseaba   decirle   “DEAREST”   (‘la  más  querida’),   entonces  la  palabra estaría formada     por   esta    combinación    de    piedras:  Diamond  (diamante),   Emerald (esmeralda),  Amethyst   (amatista),   Ruby (rubí) ,  Emerald  (esmeralda),  Sapphire (zafiro) y Topaz  (topacio), como vemos en este anillo fabricado hacia 1820. Para leer esa palabra,  como  si fuera un mensaje escrito en un código secreto se debía ir desde la gran piedra del  centro  del  anillo (D), luego  bajar  diagonalmente  hacia la piedra izquierda  abajo (E),  seguir  en  línea  recta hacia la piedra siguiente del lado derecho (A), subir  por  la  curva  del  anillo  (R-E),  cruzar  hasta  el  lado  izquierdo  hasta   la primera  piedra  de  arriba  (S)  y,  por  último,  bajar  en  diagonal  hacia la piedra del extremo izquierdo (T): D-E-A-R-E-S-T. Toda una sofisticación visual y poética.

En  este  otro  colgante  podemos  ver  incrustaciones de piedras formando la palabra “LOVE”: Lapis lazuli , Opal (ópalo), Vermeil (granate) y Emerald (esmeralda).

Puede  parecer un concepto antiguo y un tanto rebuscado pero si lo pensamos bien es sin  duda,  misterioso  y  muy  romántico,  lo  que  puede  darle  a  una  joya  un   valor adicional  muy  especial.  Llamadme  cursi  pero  todo  lo  que  implique  un  mensaje, originalidad, secretos entre dos, me resulta especialmente romántico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies